sábado, 3 de noviembre de 2007

Nueva York, agosto de 1945

Ellos no se conocían, pero el momento surgió y coincidió que un fotógrafo estuvo allí para capturarlo. La instantánea que se ve sobre estas líneas fue tomada en Nueva York el 14 de agosto de 1945, durante los festejos en conmemoración del fin de la Segunda Guerra Mundial. Ese beso fugaz y apasionado simboliza el punto final a un conflicto sangriento que se llevó cincuenta millones de vidas por delante.
En realidad, el sentimiento colectivo de excitación y alegría que se refleja en la foto fue más allá del mero símbolo. Más de 230.000 bebés nacieron exactamente a los nueve meses de aquel agosto histórico, inaugurando el "baby boom" de la posguerra

4 comentarios:

Arouet dijo...

Si pierde el PP en Marzo de 2008, también va a haber un verdadero baby boom en diciembre del año que viene; la alegría se desbordará por las calles y los españoles demostrarán que la mentira siempre fracasa.

Un saludo

Daniel dijo...

No sé si la euforia por el final de una guerra es comparable con la de una victoria electoral de un determinado partido. En todo caso, si algún día se produce un baby-boom en este país será cuando el gobierno de turno se atreva a implantar una política eficaz de incentivos a la natalidad.
De momento, los 2.500 euros por hijo no resultan suficientes para convencer a los padres. Tal vez una reforma de la legislación laboral para garantizar la conciliación de los horarios o una oferta de educación infantil pública y de calidad resultaran más convincentes.

Gracias por la visita y el comentario.

(P.D: Me gustaría creer eso de que la mentira siempre fracasa, pero lamentablemente no suele ser así)

Sandra dijo...

Hola! Podría decirse que esa fotografía del beso en Nueva York es una de las más extendidas. Sin embargo, recientemente leí (no recuerdo ahora mismo donde) que esa imagen no fue un beso "robado", sino que los protagonistas eran dos actores contratados; vamos, que la situación estaba preparada.

Un saludo Dani, también te enlazo en mi blog.

Daniel dijo...

La verdad, hace más ilusión creer que la foto es verdadera, pero desconocía el dato.

Gracias por participar.