martes, 5 de febrero de 2008

Una reflexión sobre política

"Los políticos prometen hasta que meten, y una vez que meten olvidan lo que prometen"

___________
Aun sigo de exámenes, pero ya queda menos. Si alguien se aburre, puede votar en la encuesta que hay en el menú de la derecha.

3 comentarios:

Chema Bosch dijo...

totalmente de acuerdo, por eso esperamos un cambio en España.

Siento no hber podido pasar por aquí, vuelvo a la carga.

Ricardo Domínguez dijo...

Buenas tio! A ver el gesto de ZP, está sacado de contexto. No está mandando a callar al Nuncio, es un gesto muy típico suyo cuando habla... te lo digo yo q me lo conozco ya bien jejejej Coincido contigo en que no hay q asustar a nadie, pero no estaría de más el poner a la gente en su sitio no?

Y eso de q los politicos olvidan lo q prometen... analiza el programa electoral del 2004 y las acciones del gobierno... ha habido un nivel de cumplimiento histórico!!

Un abrazo!! :)

Daniel dijo...

Hola Ricardo. A ver, yo no digo que el gesto esté fuera de lugar o que sea demasiado duro (me refiero, para quien no lo sepa, a la foto en la que Zapatero parece increpar a un sacerdote). Lo que sí creo es que no va demasiado bien con la imagen que da (o que quiere dar). Tal vez algún asesor consideró necesario entonces que se mostrara algo más duro ante la Iglesia.
Sobre la cuestión de los programas, no lo decía por ningún programa electoral en concreto sino por la idea general que tienen muchos de que el programa es lo más importante a la hora de decidir el sufragio, cuando yo opino que es mejor fijarse en lo que han hecho y no lo que dicen que harán.
De todas formas he seguido tu consejo y he analizado el programa socialista de 2004 (era una idea que ya tenía de antes). En el último post está la primera parte. La segunda la pongo la semana que viene. También tengo pensado hacer algo parecido con los partidos de la oposición, pues creo que los programas no deberían solo comprometer al que gobierna sino también a los que están en la oposición, que tienen que intentar convencer a la cámara para llevar a cabo sus propuestas aunque estén en minoría.